«Cuando el niño no lee. DISLEXIA»

Día de las Mascotas
17 mayo, 2016
Día del Padre 2016
17 junio, 2016

Si tengo dislexia debo saberlo, y necesito que me ayudes a buscar  las herramientas necesarias para aprender a vivir felizmente con esta condición.

El pasado sábado 11 de junio tuvimos la oportunidad de participar en el  Taller  “Cuando el niño no lee.  Dislexia”, dictado por la Doctora en Psicología Maru León  y la Msc. en Dificultades del Aprendizaje  Martha Olivera Baptista, pertenecientes a La Unidad Andina de Auto desarrollo Integral, a quienes agradecemos la experiencia vivida, no sólo por compartir de forma amena y didáctica sus conocimientos sobre el tema, sino por la sensibilización que lograron en los participantes, en su mayoría  docentes.

FOTO1

Nos proporcionaron información y herramientas que nos permiten estar más atentos en el proceso evolutivo de nuestros chiquillos, entender que la Dislexia es una condición con la que se nace, la mayoría de los estudios coinciden en que se transmite de forma genética, y por ello es frecuente encontrar en una familia a más de una persona con esta condición.

La Dislexia se considera un trastorno específico del aprendizaje, cuyo origen es neurológico, se manifiesta presentando dificultades en  el proceso de lecto-escritura, la ortografía y en general  con todo lo que tenga que ver con la decodificación de los símbolos que nosotros mismos hemos creado para nuestra comunicación (letras y números). El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de éste, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, el niño/a disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lecto -escritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar éste tipo de tareas. Los padres y profesores procesamos esta conducta como desinterés y presionamos para conseguir mayor esfuerzo, sin comprender que estos niños, realizando estas tareas, se sienten como si de repente, cualquiera de nosotros, nos viéramos inmersos en una clase de escritura china.

En la actualidad se hablan de 3 niveles de la Dislexia: Leve – moderado – Grave, pues en algunos casos es mucho más que tener dificultades en la lectura y en la escritura, ya que existen problemas de compresión, de memoria a corto plazo, de acceso al léxico, confusión entre la derecha y la izquierda, dificultades en las nociones espacio-temporales… debemos tener en cuenta que no existen dos disléxicos idénticos y por tanto cada caso es único y no tiene por qué presentar la totalidad de los síntomas, que la Dislexia es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional, se da a pesar de una inteligencia normal o por encima de la media.

Toda persona con dislexia  puede llegar al aprendizaje de la lecto-escritura, si se  brinda una metodología adecuada y  de acuerdo a su forma distinta de percibir el mundo de los símbolos. Por ello resulta de vital importancia un diagnóstico precoz que permita intervenir lo antes posible en el proceso de aprendizaje, disminuyendo los Riesgos Emocionales como:

Frustración, ansiedad, rabia y tristeza, baja autoestima, sentimientos de inferioridad, baja motivación dificultades en las relaciones sociales, que pueden  desarrollar efectos secundarios más difíciles de tratar, como la depresión y la inhibición progresiva, consecuencias de un tratamiento inadecuado, debido principalmente, al desconocimiento y desinformación existente en nuestra sociedad.

A lo largo de todas las investigaciones  que se han realizado desde hace cien años en países como  EEUU o en el norte de Europa, se han encontrado hallazgos muy relevantes para entender el pensamiento de una persona con dislexia.  Y gracias a ello, se ha  podido establecer que aunque la parte izquierda del hemisferio tiene una actividad notablemente más reducida que una persona sin dislexia, sí resulta relevante resaltar que la parte derecha, en la que tiene lugar el desarrollo de la creatividad y la imaginación, si tiene una actividad mayor, por lo que todas las personas con dislexia, tienen unas habilidades fuera de lo común en el campo de la creatividad o a nivel técnico. Por ello no es sorprendente que personalidades tan conocidas como Albert Einstein, Leonardo Da Vinci, Thomas Edison, Pablo Picasso, Walt Disney, Steven Spielberg y muchos otros con ésta condición,  hayan evolucionado y convertido en personalidades tan célebres como geniales.

Como padres y docentes debemos estar atentos y ser cuidadosos en el proceso de lecto – escritura, si encontramos alguna dificultad en el niño,  debemos  hacer las intervenciones necesarias de la manera adecuada, buscando un especialista que realice la valoración para descartar o detectar la condición, en cualquier caso  debemos  fomentar  siempre la autoestima de los niños:

·         Siendo amoroso

·         Ser modelo de autoestima

·         Enfatizando las habilidades del niño

·          Corrigiendo sin criticar

·          Reforzándolos por sus esfuerzos y logros

·          Ayudándolo a identificar sus fortalezas

·          Fomentando actividades extra escolares donde tengan éxito.

·         Redireccionando la autoevaluación negativa que tenga el niño sobre sí mismo.

Rosario Andrade

 Nirysabel Rojas

 Junio 2016                                                  

www.ladislexia.net/definicion-dislexia/

www.dislecan.es/whatdislexia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *